Proximo Partido

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Reflexiones de la inactividad

Es sabido que el Deca se tomo de licencia, sabático, descanso, reposo, respiro, tregua, pausa, parada, sosiego, ocio, cesación, quietud, rellano, descansillo y demases sinónimos...

Sin embargo, este tiempo de zozobra debe de servir para analizar, meditar, razonar, recapacitar, pensar, observar, especular, considerar, deliberar, calcular, cavilar, discurrir y mas y mas sinónimos...


Por eso nos atrevemos a escribir algunos párrafos, tal vez inconexos entre si, tal vez descolocados, tal vez sin sentido, tal vez fui yo que no te dio una noche entera.
Desconexion sideral cantaba hace tiempo atrás un dolape, bastante careta por estos días.

No es nuestra intención hacer una valoración de lo que se ve actualmente en las canchas de Nuñez. Por ahí el torneo esta más competitivo que un papel de diario vendido a sobreprecio, por ahí no.

Somos conscientes de que la historia del Deca en estos torneos es corta como fila india de hinchas de Arsenal de Sarandi. Y a veces desde afuera y sentados cómodamente es muy fácil realizar una critica burguesa. Pero si podemos hablar, poniéndonos del lado Decadente... Como no ponernos de este lado, si nos atraviesa lo mas profundo de nuestras entrañas. Para los que formamos parte, este no es solo un equipo, es una pasión, un sentimiento que va mas allá del campo de juego (aparte de que se demuestra en cada partido dentro de la cancha). Por lo tanto, este sentir nos hace hablar y comentar sobre ciertas apreciaciones. Nuestra experiencia y gloria así lo ameritan.

No es la idea de este post (vaya a saber uno cual es... La abstinencia nos tiene deambulando sin sentido... sepan disculpar) pero podríamos hablar de lo mierda que es ver jugar a otros equipos. Se ha convertido en una práctica similar a la de chupar un clavo embebido en kerosene hasta que se oxide. Si no esta el Albinegro mucho sentido no tiene...

Podríamos hablar de nuestros queridisimos amigos... que digo amigos. Hermanos y primos de "Lo de Carlo" que están en un momento en el cual todavía no saben si darse por descendido o pelearla todavía. Es toda una analogía de la vida: o subsiste conectado a las máquinas (la estadística) y queda medio turulo para la temporada que viene, o tiene una muerte digna y dona algunos órganos que para otros pueden ser de suma necesidad (en este caso, ciertos jugadores explosivos o equipos colegas que están de lleno en la lucha).

Por otro lado discriminar a una persona por su color de piel, religión, lugar de nacimiento, sexo o falta de campeonatos o momentos gloriosos es de una bajeza intolerable...

Para cada uno de nosotros que te den a elegir de qué equipo ser hincha para este campeonato es como que te den un listado de enfermedades que aún no tienen cura y ahí ver de cuál te querés morir. Ser del Albinegro es vivir (y morir) a lo Albinegro.

Todo este preámbulo busca llenar espacio porque de fútbol nada de nada, pensado ya como medicina alternativa para el insomnio o la tendencia suicida.
Vendrá el día más añorado por la gente del Deca. ¿Una nueva final? ¿La chance de salir campeón? ¿La vuelta a las canchas del ídolo Walter? Nada que ver. Lo fundamental para los Albinegros es que termine un campeonato nefasto, que lo tuvo afuera, con buenos jugadores pero con una organización (TdeA) payasesca.

Hoy por hoy y sin actividad deportiva competitiva Decadentes esta más perdido que Bergoglio en la Love Parade... Ya que Deca es sinónimo de "sábado" "fiesta" "alegría" "huevos" "potrero" "coraje" "adversidad".

Y al torneo le falta esa dosis... Ese siempre candidato y forúnculo entre las patas llamado Decadentes. Ya van 1 año y monedas de un proceso sostenido, porque ha sabido encontrar momentos de muy buen juego, porque ya tiene la experiencia de haberse caído en instancias decisivas, porque en esta vida ya no quieren pasar más un día entero sin . Oh Oh. Porque si, porque si, porque si... Deca 2011 viene asomando.

Ya mostró estar en el punto exacto donde explotas al amar entre juventud y maduración,
Jamas se nos paso por la cabeza abandonar este proyecto, irnos, armar otra cosa, buscar otros horizontes. Firmar con un grupo empresario u otro equipo seria como invitar a una ninfomaníaca a tu casa, lo más seguro es que la pases bomba, pero también esta la chance de que caiga con un cinturonga. El Albinegro no se vende... Porque nadie nunca lo va a poder comprar... El Albinegro no negocia con nadie, no tranza.
Hermosa reflexion anónima y bien futbolera para el final
Como vas a saber lo que es el amor, si nunca corrió por tus venas el ser hincha de un club
Como vas a saber lo que es el placer, si nunca ganaste un clásico.
Como vas a saber lo que es llorar si jamás perdiste un clásico con un fallo dudoso.
Como vas a saber lo que es un orgasmo, si jamás diste una vuelta olímpica de visitante.
Como vas a saber lo que es el pánico, si nunca te sorprendieron mal parada en un contragolpe.
Firma: Un jugador eternamente Albinegro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada