Proximo Partido

martes, 31 de mayo de 2011

Apertura 2011 - 8va Fecha

Decadentes 4-0 Fede!!!

Hay partidos que a veces no merecen ni siquiera ser incluidos. Por una cuestión de equidad y de respeto, se intenta darle un espacio similar al de los anteriores encuentros. Complicado, porque Decadentes y Fede!!! Protagonizaron un esperpento futbolístico, que alegró a Oppenheimer porque ni él hace algo tan aburrido. ¿Qué fue lo aburrido? No jugar.



Ese forúnculo en la entrepierna llamado Decadentes recibía a FEDE!!! (Ex “Contrólame el asadito”… Si, una vergüenza, ya lo se). Un equipo armado para pelear por la permanencia aunque con una conformación digna de un casting de Pasión de Sábado. El rival viene realmente mal, peleando los puestos del descenso. Para colmo, a estos muchachos (no se como mierda llamarlos a esta gente… ¿Tal ves “Federicos”?), les había tocado bailar con la más fea: en realidad es relativo, porque si se va al caso “Brigada LPR” son mucho más espantosos. Pero bue… estaba claro que enfrentarse al puntero no era algo grato. Porque el paso del Decadeé esta temporada es arrollador, cual tanque de guerra en calle de una sola mano.


El inconveniente de la jornada venia por el lado del arquero Albinegro, que en la semana sufría problemas físicos que lo alejaban de las canchas, algunos dudaron sobre su continuidad pero esta claro que quien probablemente termine con la carrera de Leonel sea un italiano llamado “Colesterol”.



Cuando el destino parece estar escrito, ni Copperfield es capaz de torcerlo. Viniendo un poco más a lo vernáculo, el problema de Fede!!! Es que el timón parece estar a cargo del mago sin dientes. Y si el tiempo verbal es el presente y no el pasado, es porque el equipo está abrazado a la esperanza, sabiendo que si los topos pueden cavar un pozo más profundo, ellos también pueden hacerlo.


Devuelvan las entradas, chorros. Penosa octava fecha del Apertura. Horrible. Caca. Varios equipos no fueron de la partida, entre ellos Fede!!!. El neumotórax de sus jugadores frente al Deca lo deja sin puntos. Si bien desde la previa imaginar una derrota Albinegra frente a este combinado equivalía a un milagro tan grande como hacer un programa exitoso en base a un tipo inflado a anabólicos que no habla, tampoco daba para recurrir al abandono.


Si bien esta situación favorece a Decadentes, ya que sin jugar obtiene los puntos y continúa en soledad en la punta del certamen, los players se mostraban fastidiosos. ¿Por qué?, simple: Si el objetivo es ganar y no presenciar la manera en la que eso sucede, y obtener algún tipo de experiencia, sería lo mismo mirar como corren los números de un cuenta ganado, o clavarse una mirando el scandisk. El deseo Albinegro es jugar, JU-GAR, e intentar superar a su rival con las herramientas futbolísticas que se expresan dentro del terreno de juego.


¿Qué tiene el Deca para ser puntero aparte del arrugue de sus rivales?, es un equipo que goza de prestigio en el medio por su culto al trabajo: no importa si fabrica bocinas de avión o produce ceniceros de moto en serie, el equipo la-bu-ra. Trabaja, se esmera, se sacrifica y busca siempre el triunfo. Con sus armas, a veces mas vistosas que otras, pero siempre buscando el arco de enfrente. Decadentes transformó el equipo en un utilitario que hace del sacrificio una bandera, esperando el momento justo para pegar y después recostarse sobre las vitrinas y la mística que pone adelante del arco.



¿Por dónde empezar hablar del torneo cuando la Liga tiene menos expectativa que el próximo capítulo de Sr. y Sra. Camas? Empecemos por arriba.


Negar que el Albinegro está llevando adelante una campaña excepcional sería tapar el sol con la mano de Scioli, desde los números es innegable, desde el juego discutamos si quieren, pero tampoco nos neguemos ante la efectividad.


A esta altura del campeonato se puede suponer que si los muchachos del Deca están inspirados éste es uno de los torneos donde se jugaría por el segundo puesto. Porque más allá de algún traspié, sabido era que Decadentes iba a practicar canibalismo con sus rivales. Al menos hasta los playoffs que es otro cantar.


Mientras que nuestros lúdicos futbolistas miran a todos desde arriba y en soledad, detrás vienen todos apretados como elefante en el Subte C.



Se esta ante una oportunidad histórica de marcar un camino victorioso que deposite al Deca como ganador de la liga y a la espera de una etapa de eliminación posicionado como el mejor. Pero hay que saber que la liga aun esta abierta, y el Albinegro no debe relajarse ni confiarse. Debe continuar con el hambre que lo hizo grande y respetado por todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada