Proximo Partido

jueves, 16 de junio de 2011

Apertura 2011 - 10ma Fecha

Decadentes 7-6 Entrepierna de Guille




Previa:


El fútbol es un deporte donde la lógica no siempre es segura, que tiene a su marido preso. Ése es su principal atractivo, porque de otra manera cómo entender que uno de los equipos de mejor actualidad, sintiéndose como en su casa, con todo a favor, no pueda contra el que estadísticamente era de los peores del campeonato. Decadentes está viviendo una primavera donde planta marihuana y le salen todas hembras de crecimiento veloz. Nada que ver con La Entrepierna de Guille, que quiere hacer el mismo cultivo y le sale una ruda. Con este panorama auspiciado por Andy Chango, un choque con expectativas de trámite terminó siendo un partidazo donde los dos merecieron ganar.



A las 19hs como quien no quiere la cosa salía de la manga un rival como la “Entrepier que en la previa fue tan tenido en cuenta como el Chino Tapia en Sudáfrica, ya que hoy por hoy lejos está de pelear campeonatos, pero tiene algo de aire para respirar si se piensa en el descenso. El equipo de Guille actualmente ocupa el octavo lugar, y en caso de finalizar el torneo hoy, estaría siendo el rival del Deca para los cuartos de final.



Lógicamente se podría haber comenzado de otra manera, porque después de casi varias semanas de abstinencia (por reiterados partidos “anulados”), un Decadentes contra Entrepierna de Guille es como empezar una gran cena con unas criollitas con fiambrín.



Con ausencias importantes (Yoni, mas los mellizos Danel y Leonel, junto al ya descartado Cesar) el Albinegro hacia debutar a un joven arquero. El menor de los Fedele se calzaba los guantes para este cotejo.


Por lo tanto, La Decamanía se presentaba con:


1. Fedele


7. German


18. Facu T.


15. Lukas


14. Petru


9. Juan Cruz



Banco de suplentes: 3. Julián




Arbitro: Un tipo correcto




Partido:


Llamativo fue lo que le costó a Decadentes vencer a Entrepierna de Guille, casi tanto como hacer un trámite por teléfono con alguna de las compañías de celular. Arranco mejor el rival en un partido que se observaba desde un comienzo peleado, trabado, combatido, luchado, guerreado y disputado. Con posesión de pelota dividida. Un rato le costo al Deca estar abajo en el marcador, en una avivada de los Guille`s. Pero pasado el primer cuarto de hora, Facu recuperó en el mediocampo y entrando al área sacó un remate inatajable para ese arquero, (porque uno un poco mejor la sacaba). Y a los pocos minutos Petru recibió un pase quirúrgico y le dio de derecha cruzado, abajo, y ahora sí ni Benji Price la sacaba. Bendición del doparti que el Deca pronto podía dar vuelta el resultado. Para colmo sobre el final Juan recibió de espalda y en un solo movimiento giro desaireando al defensor y clavo un derechazo bárbaro para irse al vestuario 3-1.



La ventaja parecía lógica pero a la ves injusta… La paridad se había hecho carne en esa primera mitad. Para colmo sobre el inicio del complemento Juan y Lukas volvía a pegar y parecían sentenciar el encuentro. Sin embargo la Entrepierna se fue al humo y logro descontar rápido, no solo una vez, sino también convirtiendo dos tantos, poniendo el 3-5. En ese complicadísimo momento aparecieron dos nuevos tantos Albinegros, primero Facu, concretando después de tener varias ocasiones y desperdiciarlas sistemáticamente, mas tarde Julián, dejando cáscaras de maní por el camino tiró un centro que aprovecho el nueve goleador. Ahora si. Se sentencio el partido. 7 a 3 y a regular… No, nada de eso. Siempre hay un Decadentes que hace ver al ciego y escuchar a “amigacho”. A partir de ese instante el Deca pasó a tener el mismo esquema que tuvo allá hace tiempo, a adaptarse al rival. Es decir, sin conocer ni un poco a la vergüenza cuando se es rácano. Con poco orden en el medio y desaprovechando contraataques, la Entrepierna se empezó a venir como ceniza de volcán. Y el Deca no lo pudo contener. Fedele de gran partido, ya había demostrado grandes condiciones en el primer tiempo pero en esta segunda parte si que tuvo que pagar su lugar en el equipo y adaptarse rápido a la zozobra Albinegra. Cayó un golsito Guillermiano y a partir de allí, con pocos minutos por jugar, el rival fue en busca del milagro. Como si hiciera falta revolver aun más el guiso de la angustia, el partido llego a ponerse 7 a 6 y en la ultima jugada el palo del Deca salvo al equipo de lo que hubiese sido un empate clavado. Final y cierre de un partido donde se vio una gauchita victoria del Albinegro.



La ventaja obtenida terminó siendo inquebrantable, sobre todo por poder mental. A lo Tu Sam, pero sin fallar. Parece ser que cuando Decadentes se mentaliza en cuidar la ventaja, es casi seguro que la defiende, apostando a la desesperación del rival que ve que tiene la pelota, el campo, pero cuando llega al área se encuentra con tanta gente como el subte B en hora pico. “Ganamos a lo Deca” se escucho en el vestuario Albinegro



El certamen entró en la etapa de definiciones, con los primeros equipos clasificados y una encarnizada lucha por ver quién es el peor del torneo. En ese contexto la continuidad del sábado la marcaba el partidazo que Decadentes debía escuchar pegado a la Spika, tratándose de dos rivales directos. El definitivo empate en 3 entre el segundo y el tercero del torneo (Lo que quedo y Villa Crespo) marco que el Deca sea el que, a una fecha del final, se asegure el primer lugar. Pase lo que pase. Nuevamente Decadentes FC, el glorioso equipo Albinegro, puede gritar esa palabra que enaltece al más enano.



Se consiguió dar un paso importantísimo. Ser el mejor no es cosa fácil y el Deca bien merecido lo tiene. Ahora, a no dormirse en los laureles. No hace falta repetirlo. Estos jugadores ya saben que lo que viene ahora es mucho mas importante y en estas instancias de nada sirve la posición en la que se termino. Hay que seguir ganándoles a todos para demostrar y enaltecer la Gloria que tienen estos colores… “Pintado negro y blanco… Como mi corazón… Que alegría Que alegría… Ole ole ola, vamó el Deca todavía, que estas para ganar…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada