Proximo Partido

miércoles, 29 de junio de 2011

Apertura 2011 - 11va Fecha

Decadentes 3-7 La Paja Previa:

En tiempos de relativa pobreza futbolística, dos de los equipos que dan para sentarse a ver y no preferir jugar backgammon con la tía son Decadentes y La Paja. El fixture marco este interesante partido donde ya varias cosas se han definido. Por un lado, el Deca, que ya conocía de antemano su conservación de líder de la liga y esperaba esta ultimo encuentro con cierto relajo. Por el otro lado, La Paja, si bien ya tenía asegurada su clasificación, buscaba un triunfo que le permita trepar algunos puestos y esperar el “reducido” mejor colocado. Para rescatar del rival “turquesa” hay que decir que en tiempos de muchos caciques, los “Jeropas” apuestan a tener indios, y que no se entienda por la mayoría de jugadores de raza mestiza.




El Deca sale del vestuario cambiado y perfumado con estos titulares:


1. Leonel


8. Yonni


15. Lukas


5. Danel


14. Petru


9. Juan Cruz




Suplente: 18. Facu T.




Arbitro: Ricky Maravilla





Partido:


Arrancaba con aires de fiestita para el Albinegro. (Teniendo en cuenta que su posición en la tabla no sufriría cambios pase lo que pase). Pero como puede pasarte en una fiestita, cuando apagan la luz cuídate que no te descuenten. Siempre muy bien parado en el terreno el conjunto de La Paja. Este orden mostrado le permitió, en un partido de mucha paridad, comenzar a ser quien maneje, con una leve diferencia, la posesión del balón. Se peleaba mucho en la mitad de la cancha y se pisaban poco las áreas. Sin embargo, y a pesar de este barullo en el centro del campo, ambos conjuntos seguían fiel a sus estilos. El de buscar el juego asociado, pasarla a un compañero, no rifarla y buscar el arco contrario. El Deca estrellaba un tiro en el palo, los paraguas se comían un gol increíble abajo del arco... Las situaciones comenzaban a llegar, con mas fluidez a medida que se entraba en calor en la ya noche polar.


Y fue que justificando ese mayor (y mejor) manejo de pelota llego el gol Pajero. Parecía un balde de agua fría, pero el Deca llegaría al empate rápidamente a través de una buena jugada en conjunto que finaliza con la concreción de Lukas. Para los últimos minutos, La Paja pareció haber sentido el impacto y el Albinegro tuvo las mejores. Facu (desde inmejorable posición) la tiró muy por arriba, cuando tenía tiempo de pararla, cebarse unos amargos y elegir a que palo mandarla. Tal ves si entraba esa el partido hubiese cambiado. Difícil saberlo. No hubo tiempo para más. Final del primer tiempo. 1 a 1 y a los vestuarios a cambiar de lado, para no enfriarse.




Para el segundo tiempo lo que era sólido se hizo flancito. Las buenas intenciones que había mostrado en el primer tiempo los jugadores y paraguas, diría crónica de La Paja comenzaron a resquebrajar el juego del Deca. En este segundo periodo si se comenzó a ver una mayor diferencia entre ambos equipos. Principalmente porque a Decadentes le salía todo mal. No ligaba un rebota, erraba pases, los tiros al arco siempre encontraban un desvió en el camino, llegaba un segundo tarde a las divididas, etc. Estuvo en el momento en que se pone a vender ropa y la gente se hace nudista. Y en algún momento esta diferencia de juego se tiene que plasmar en el marcador. Y como no podía ser de otra manera, la diosa fortuna estuvo del lado del fútbol: apenas comenzado el segundo tiempo, un centro desde la izquierda del ataque Pajeril, un remate, una salvada de Leonel y la redonda iba justo a la pierna derecha de Danel, que venia retrocediendo, para que la despeje tranquilo, pero al melli se le dio vuelta la pierna y la pelota salió hacia su propio arco. Golpe de resultado y anímico para el Deca, que instantes más tarde recibía otros dos cachetazos. Con el partido 1-4 no quedaba otra que ir en busca de la hazaña, regalando terreno y produciendo grietas importantes en la defensa. Los jugadores Albinegros se iban a perseguir paraguas a mitad de cancha y quedaban más de garpe que a la hora de anotar un nombre en el registro civil.


En el tramo final los muchachos de Turquesa los volvieron locos, con gambetas, engaña pichangas, amagues y pases precisos. Pudo descontar el Deca, pero parecía que la suerte ya estaba echada. Cada ataque rival fue una puñalada para las intenciones Deca, que igualmente, y como nos tiene acostumbrados, dejo todo y nunca dejo de ir en busca de la esperanza. 3-7 Final. (Danel y otro de Lukas para completar el marcador)




Se jugo contra un enorme equipo. Es cierto. Se entro a la cancha un tanto relajada. También es cierto. El resultado es justo, el rival fue más. Podríamos entonces empezar a describir los errores y en donde se fallo. Me parece absurdo. A esta altura del campeonato (con la liga ya terminada y a la espera de los cuartos) cada uno de los jugadores Albinegros sabe en donde se falla. Se sabe que la responsabilidad de atacar y de defender es de TODOS los jugadores. Sino partimos la cancha a la mitad y listo, unos no suben otros no bajan. No es la idea ni la solución. Si se repasan las mejores actuaciones de Decadentes se descubrirá que fueron en aquellas donde, precisamente, se jugo como equipo, como un bloque solidó e irrompible. Todos colaborando en función de un mismo objetivo ganar y convencidos de que para alcanzar ese objetivo se necesitan de las voluntades de todos.




Decadentes fue el mejor equipo hasta aquí. Lo demostró con creces. Pero todavía no gano nada. Y este equipo si se deja de hinchar las pelotas, juega como sabe y deja la camiseta empapada de sudarla esta para llevárselos a todos puestos




¡¡¡Vamos Decadentes Carajo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada